Semenjantes

En Agnus Dei creemos en el valor de la vida, y parte importante de ésta es la vida espiritual por lo que compartimos con ustedes reflexiones sobre el transitar por este camino de la mano de Dios, independiente de religiones, pero con fundamento en la Palabra de Dios que es la biblia. 

HOY APRENDÍ que muchos no creemos en el mal que existe en el mundo, ni mucho menos en quien lo provoca y ni qué decir del origen del mismo. Se habla muchas veces sin entender que todo esto proviene de “Energías negativas”, “Karma”, “Alineación de planetas” o “Fuerzas del universo”, que por algún motivo nos atacan y destruyen.

LO QUE APRENDÍ responde mi pregunta ¿Por qué puede alguien volverse enemigo de Satanás? Para entender esto la Biblia menciona que este querubín “Muy hermoso” dirigía gran parte de los ángeles celestiales destinados a la adoración a Dios pero su corazón se corrompió y quiso ser “Semejante al Altísimo”, pero por su maldad fue arrojado a la tierra.

SIENTO que este fue el gran problema, que nunca recibió esta “Semejanza”, pero a ¿Quién crees que se la dio el Padre?  ¡Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza!

MI COMPROMISO CON DIOS es entender que Dios me dio a mí lo que Satanás quería, convirtiéndose de esta forma en el adversario de toda la creación del Altísimo incluyéndonos.

DIOS ME PROMETE que Él sabe de esta guerra y me ha dado armas espirituales para pelear y ganar esta batalla al que va en contra de todo lo que Dios quiere para mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *